SAL DE TU CUEVA

A Veces Cuando Los Problemas Se Acumulan Tendemos a Aislarnos. A Meternos En Cuevas Espirítuales

Viernes 6 de Abril 2012

Cuevas de Quamran

Los hijos de Israel hicieron lo malo ante los ojos de Jehová; y Jehová los entregó en mano de Madián por siete años.

Y la mano de Madián prevaleció contra Israel. Y los hijos de Israel, por causa de los madianitas, se hicieron cuevas en los montes, y cavernas, y lugares fortificados.

Pues sucedía que cuando Israel había sembrado, subían los madianitas y amalecitas y los hijos del oriente contra ellos; subían y los atacaban. 
Y acampando contra ellos destruían los frutos de la tierra, hasta llegar a Gaza; y no dejaban qué comer en Israel, ni ovejas, ni bueyes, ni asnos. 
Porque subían ellos y sus ganados, y venían con sus tiendas en grande multitud como langostas; ellos y sus camellos eran innumerables; así venían a la tierra para devastarla.

De este modo empobrecía Israel en gran manera por causa de Madián; y los hijos de Israel clamaron a Jehová.

Jueces 6:1-6

Cisternas en el Medio Oriente
Cisternas en el Medio Oriente

Es Práctica común en el Medio Oriente esconderse en cuevas y cisternas. No solo en el pasado. Hoy en día continúan utilizando esos sitios como refugio de bombardeos o ataques de castrenses y enemigos.

Prueba de ello es el lugar en donde fue encontrado el tirano dictador Saddam Hussein.

Nosotros al igual que el pasaje de Jueces arriba citado nos escondemos en cisternas o cuevas espirituales. Cuevas de miedo, dolor, celos, angustia, hipocresía, mediocridad, etc.………. Existen un sinnúmero de razones por las cuales nos metemos en cuevas espirituales y nos aislamos del mundo en un esfuerzo más semejante al de una Avestruz que esconde la cabeza bajo tierra pensando que eso la hace invisible o la aísla del mundo exterior.

También nosotros tenemos esta tendencia de aislarnos cuando las cosas no van bien y al igual que el profeta Elías huimos, nos escondemos o pretendemos desaparecer en una cueva.

“El respondió: He sentido un vivo celo por Jehová Dios de los ejércitos; porque los hijos de Israel han dejado tu pacto, han derribado tus altares, y han matado a espada a tus profetas; y sólo yo he quedado, y me buscan para quitarme la vida” Estas fueron las palabras del profeta que se encontraba en su cueva de la depresión y el temor a la amenaza de Jezabel.

Dios le hablo y fue muy claro al darle la solución a los temores de Elías:

“El le dijo: Sal fuera, y ponte en el monte delante de Jehová”

El Señor siempre tiene respuestas claras y soluciones prácticas e inmediatas cuando somos sinceros y confiamos en El.

Así que si te encuentras en alguna cueva el día de hoy. Sal fuera y ponte delante de Jehová.

En su Presencia jamás volveremos a estar presos en cuevas. Pues El es verdad y la verdad nos hace libres.

Que Nuestro Señor Jesucristo bendiga cada día de tu vida con su presencia.

JESUS PRESENTA SU INFORME FINAL

ORACION DE JESUS POR SUS DISCIPULOS

UNO.- Que no admite división.
En el Evangelio según San Juan, justamente antes de ser arrestado Jesús, dirige una oración tremenda al Padre.

  El sabe lo que esta por venir y sabe también que estos acontecimientos se desataran de una manera vertiginosa y que esto traerá consecuencias en la vida de los discípulos y de la misma humanidad de esa generación y las generaciones por venir. La historia de la humanidad esta a punto de ser cambiada para siempre por estos hechos. Y es en medio de estos acontecimientos y solo unos minutos antes de ser arrestado que Jesús alza esta plegaria al Padre: San Juan 17.
Jn: 17:1: ESTAS cosas habló Jesús, y levantados los ojos al cielo, dijo: Padre, la hora a llegado; glorifica á tu Hijo, para que también tu Hijo te glorifique á ti;
Jn: 17:2: Como le has dado la potestad sobre toda carne, para que dé vida eterna á todos los que le diste.
Jn: 17:3: Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y á Jesucristo, a quien has enviado.
Jn: 17:4: Yo te he glorificado en la tierra; he acabado la obra que me diste que hiciese.
Jn: 17:5: Ahora pues, Padre, glorifícame tú al lado tuyo, con aquella gloria que tuve contigo antes que el mundo fuese.
Jn: 17:6: He manifestado tu nombre á los hombres que del mundo me diste: tuyos eran, y me los diste, y han guardado tu palabra.
Jn: 17:7: Ahora han conocido que todas las cosas que me has dado, proceden de ti;
Jn: 17:8: Porque las palabras que me diste, les he dado; y ellos las recibieron, y han conocido verdaderamente que salí de ti, y han creído que tú me enviaste.
Jn: 17:9: Yo ruego por ellos: no ruego por el mundo, sino por los que me diste; porque tuyos son:
Jn: 17:10: Y todo lo mío es tuyo y lo tuyo mío; y he sido glorificado en ellos.
Jn: 17:11: Y ya no estoy en el mundo; mas éstos están en el mundo, y yo voy a ti. Padre santo, á los que me has dado, guárdalos en tu nombre, para que sean uno, así como nosotros.
Jn: 17:12: Cuando estaba con ellos en el mundo, yo los guardaba en tu nombre; á los que me diste, yo los guardé, y ninguno de ellos se perdió, sino el hijo de perdición; para que la Escritura se cumpliese.
Jn: 17:13: Pero ahora voy á ti; y hablo esto en el mundo, para que tengan mi gozo cumplido en sí mismos.
Jn: 17:14: Yo les he dado tu palabra; y el mundo los aborreció, porque no son del mundo, como tampoco yo soy del mundo.
Jn: 17:15: No ruego que los quites del mundo, sino que los guardes del mal.
Jn: 17:16: No son del mundo, como tampoco yo soy del mundo.
Jn: 17:17: Santifícalos en tu verdad: tu palabra es verdad.
Jn: 17:18: Como tú me enviaste al mundo, también los he enviado al mundo.
Jn: 17:19: Y por ellos yo me santifico á mí mismo, para que también ellos sean santificados en verdad.
Jn: 17:20: Mas no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos.
Jn: 17:21: Para que todos sean uno; como tú, OH Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste.
Jn: 17:22: La gloria que me diste, Yo les he dado, para que sean uno, así como nosotros somos uno.
Jn: 17:23: Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para que el mundo conozca que tu me enviaste, y que los has amado a ellos, como también á mí me has amado.
Jn: 17:24: Padre, aquellos que me has dado, quiero que donde yo estoy, también ellos estén conmigo, para que vean mi gloria que me has dado: por que me has amado desde antes de la fundación del mundo.
Jn: 17:25: Padre justo, el mundo no te ha conocido, pero yo te he conocido; y éstos han conocido que tú me enviaste;
Jn: 17:26: Y yo les he dado a conocer tu nombre, y lo daré a conocer aún; para que el amor con que me has amado, esté en ellos, y yo en ellos.
(RVA)

Como seguramente notaron todos, Jesús le esta dando un informe final y le esta haciendo las ultimas peticiones al Padre. Sin embargo no pide para El, sino para sus discípulos y para los que han de creer en Jesús por la palabra de Ellos (versículo 20).

Primer paso: Versículos 1 al 5
Anuncia que la hora ha llegado y pide ser glorificado, para que por medio de la propia glorificación de Jesús también El Padre sea glorificado.

Manifiesta la autoridad dada por El Padre A Jesús por sobre toda carne y manifiesta el significado de la vida eterna. Que te conozcan a Ti y a Jesucristo.
Y en el versículo 5 dice claramente que el estuvo antes que el mundo fuese. Se manifiesta una vez mas como una persona de la Trinidad.

 

Segundo paso: versículos 6 al 26
Los que me diste han guardado tu palabra.
Y han creído en mí.
Ninguno se perdió, excepto el que estaba escrito que se perdiese. Versículo 12
No los quites del mundo, sino guárdalos del mal. Versículo 15
Santifícalos en tu palabra que es verdad y si Jesús es el verbo o sea la palabra entonces El es el camino, la verdad y la vida.
Que sean uno como Tú y Yo Padre. Para que el mundo crea. Versículo 21
La gloria que me diste yo les e dado, (a los discípulos) versículo 22
Y les he dado a conocer tu nombre y lo daré a conocer aun, para que el amor con que me has amado, este en ellos y Yo en ellos. Versículo 26
En los versículos 21 y 22 Jesús habla de unidad y la unidad es un número que no admite división. Sin embargo los seres humanos a veces estamos divididos.
Como seres creados a imagen y semejanza de Dios Nosotros tenemos alma, cuerpo y espíritu. Si nuestro espíritu quiere algo diferente a lo que quiere mi cuerpo. Se genera un conflicto y ese conflicto se llama división.
En nuestra vida familiar, cualquiera que sea nuestra situación personal también existe un cuerpo, un alma y un Espíritu. El alma es la cabeza de la familia, el Espíritu de esa casa debe ser el Espíritu Santo, ya que Jesús debe ser la cabeza de ese hogar. Y el cuerpo pues somos los miembros de esa familia. Y a veces nosotros mismos estamos matando el Espíritu del hogar generando división en ese cuerpo familiar y por ende creamos conflicto.

 

Pero aun hay más. También la iglesia es un organismo vivo y tiene cuerpo, alma y espíritu.
El cuerpo somos los congregantes, el Espíritu, es el espíritu Santo y el alma es el pastor. Y también en este caso debemos ser uno, si existe división en cualquier punto se genera un conflicto, se rompe la armonía.
La armonía y la unidad. Este es el orden perfecto de Dios y sin unidad ese orden se rompe en todos los ámbitos.
La tentación y el pecado enfocan fuerzas poderosas contra nuestra fe y nuestra santidad, sin embargo estas poderosas armas del enemigo nunca harán tanto daño como la división. La división genera familias quebrantadas, hijos abandonados o niños de la calle, vicios, drogas, soledad, hedonismo, inmoralidad, divorcio...

Ahora bien ningún ser humano puede luchar contra si mismo todo el tiempo porque no sobreviviría, tarde o temprano seria quebrantado. De la misma manera las familias que rompen la unidad estarán destinadas al fracaso, por no hablar de las congregaciones divididas. Leamos Mateo 12:25. ?Sabiendo Jesús los pensamientos de ellos, les dijo: Todo reino dividido contra si mismo, es asolado, y toda ciudad o casa dividida contra si misma, no permanecerá?. Lograr la unidad requiere una restauración de vida total y renovar los lazos requeridos para generar la unidad y la armonía pero ahora construidos sobre bases mas fuertes y perecederas. Con esto quiero decir no unión ficticia, sino de corazón.
Una unión, fundamentada en:
Amor, perdón, tolerancia, ayuda mutua, sinceridad, verdad y justicia.
Una unión generada del perdón y basada en el divino constructor que es Jesucristo. Recuerda el quebranto o las relaciones rotas te llevaran al fracaso.

Hoy los exhorto a que le pidamos perdón al Señor si nos hemos dejado llevar por la división en cualquier ámbito y en pos de ello hemos lastimado u ofendido a alguien de nuestra familia, de la congregación o incluso a nosotros mismos. El Señor en su palabra nos da algunas claves para restaurar las relaciones rotas y conservarlas para la eternidad:
Marcos 9:50  Tener paz los unos con los otros
Juan 13:34  Amarse unos a otros
Romanos 12:16  Unánimes entre vosotros

Romanos 14:13  No juzgándose los unos a los otros
Romanos 15:7  Recíbanse unos a otros
1ª Corintios 11:36  Cuando se reúnan a comer esperense unos a otros
1ª Corintios 12:25  Preocúpense unos por otros
Galatas 5:13  Sírvanse unos a otros
Galatas 5:15  No se coman unos a otros
Galatas 5:26 No seamos presumidos, enojones, ni envidiosos unos con otros
Galatas 6:2  Lleven las cargas unos de otros
Efesios 4:2  Sopórtense con paciencia los unos a los otros
Efesios 4:32  Sean benignos unos con otros
Colosenses 3:9  No se mientan unos a otros
Colosenses 3:13  Perdonándose unos a otros
Colosenses 3:16  Enseñándose unos a otros
1ª Tesalonicenses 4:18  Aliéntense unos a otros
1ª Tesalonicenses 5:11  Anímense, edifíquense unos a otros
Santiago 4:11  No murmuren los unos de los otros
Santiago 5:9  No se quejen unos contra otros
Santiago 5:16  Oren unos por otros
1ª de Pedro 4:9  Hospédense los unos a los otros sin murmuraciones

Con este estudio hermano te puedes dar cuenta de la importancia de la unidad, no te permitas ser victima de la desunión lucha contra ella y toma como bandera a nuestro Señor Jesucristo. Pues con El a la cabeza y el Espíritu Santo que también es Espíritu de Unidad como ayuda, asesor, abogado y consejero. Tenemos la victoria por encima de todas las cosas. Aun en el mundo secular conocen la importancia de la unidad.
La unión hace la fuerza.
Unidos venceremos.
Divide y vencerás
Mas vale todos coludos que todos rabones, etc.
Puedo citarte cientos de dichos similares. Pero lo más importante es que tú comprendas el significado de ser uno con la iglesia y ser uno con Cristo que a su vez nos unirá con el Padre. Si existe unidad no hay cabida para el pecado, la crisis espiritual o la depresion. Solamente puede haber un final. ¡EL ÉXITO! Como cristiano, como ser humano, como madre o padre, esposa o esposo, hija o hijo. Pido con el corazón en la mano que este estudio llegue a lo más profundo de tu corazón y que el Señor ilumine el camino de todo aquel que lo lea.
Que el Señor les bendiga y les guarde
Tu hermano Carlos

SABIDURIA DE LA JUVENTUD

ESTUDIO BIBLICO: NINGUNO TENGA EN POCO TU JUVENTUD

Fecha de Edición: 30 de Noviembre 2010

Las Escrituras son llevadas al Rey Josias
Las Escrituras son llevadas al Rey Josias

El día de hoy hablaremos del rey niño que rompió con generaciones de reyes que hacían lo malo delante de Jehová y adoraban en los lugares altos olvidándose del DIOS vivo y adorando a ídolos y dioses ajenos.

 

LLevando a Juda a la perdición y manteniendolo alejado del Señor.

 

Es necesario que leamos íntegramente el texto bíblico para poder entender la importancia de la obra y el corazón de este rey que DIOS amo y bendijo hablándole con una ternura infinita y deteniendo el juicio para Judá hasta el día de su muerte.

 

Un punto fundamentel de este hombre es su juventud pues llego al poder a los 8 años de edad.

 

Para verguenza de muchos reyes viejos y experimentados pero prepotentes y soberbios.

Safán lee las Escrituras al Rey Josías
Safán lee las Escrituras al Rey Josías

AQUI ESTA SU HISTORIA

 

Reinado de Josias

 

22:1 Cuando Josías  comenzó a reinar era de ocho años, y reinó en Jerusalén treinta y un años. El nombre de su madre fue Jedida hija de Adaía, de Boscat. 
22:2 E hizo lo recto ante los ojos de Jehová, y anduvo en todo el camino de David su padre, sin apartarse a derecha ni a izquierda. 

 

Hallazgo del libro de la ley 

22:3 A los dieciocho años del rey Josías, envió el rey a Safán hijo de Azalía, hijo de Mesulam, escriba, a la casa de Jehová, diciendo: 
22:4 Ve al sumo sacerdote Hilcías, y dile que recoja el dinero que han traído a la casa de Jehová, que han recogido del pueblo los guardianes de la puerta, 
22:5 y que lo pongan en manos de los que hacen la obra, que tienen a su cargo el arreglo de la casa de Jehová, y que lo entreguen a los que hacen la obra de la casa de Jehová, para reparar las grietas de la casa; 
22:6 a los carpinteros, maestros y albañiles, para comprar madera y piedra de cantería para reparar la casa; 
22:7 y que no se les tome cuenta del dinero cuyo manejo se les confiare, porque ellos proceden con honradez. 
22:8 Entonces dijo el sumo sacerdote Hilcías al escriba Safán: He hallado el libro de la ley en la casa de Jehová. E Hilcías dio el libro a Safán, y lo leyó. 
22:9 Viniendo luego el escriba Safán al rey, dio cuenta al rey y dijo: Tus siervos han recogido el dinero que se halló en el templo, y lo han entregado en poder de los que hacen la obra, que tienen a su cargo el arreglo de la casa de Jehová. 
22:10 Asimismo el escriba Safán declaró al rey, diciendo: El sacerdote Hilcías me ha dado un libro. Y lo leyó Safán delante del rey. 
22:11 Y cuando el rey hubo oído las palabras del libro de la ley, rasgó sus vestidos. 
22:12 Luego el rey dio orden al sacerdote Hilcías, a Ahicam hijo de Safán, a Acbor hijo de Micaías, al escriba Safán y a Asaías siervo del rey, diciendo: 
22:13 Id y preguntad a Jehová por mí, y por el pueblo, y por todo Judá, acerca de las palabras de este libro que se ha hallado; porque grande es la ira de Jehová que se ha encendido contra nosotros, por cuanto nuestros padres no escucharon las palabras de este libro, para hacer conforme a todo lo que nos fue escrito. 
22:14 Entonces fueron el sacerdote Hilcías, y Ahicam, Acbor, Safán y Asaías, a la profetisa Hulda, mujer de Salum hijo de Ticva, hijo de Harhas, guarda de las vestiduras, la cual moraba en Jerusalén en la segunda parte de la ciudad, y hablaron con ella. 
22:15 Y ella les dijo: Así ha dicho Jehová el Dios de Israel: Decid al varón que os envió a mí: 
22:16 Así dijo Jehová: He aquí yo traigo sobre este lugar, y sobre los que en él moran, todo el mal de que habla este libro que ha leído el rey de Judá; 
22:17 por cuanto me dejaron a mí, y quemaron incienso a dioses ajenos, provocándome a ira con toda la obra de sus manos; mi ira se ha encendido contra este lugar, y no se apagará. 
22:18 Mas al rey de Judá que os ha enviado para que preguntaseis a Jehová, diréis así: Así ha dicho Jehová el Dios de Israel: Por cuanto oíste las palabras del libro, 
22:19 y tu corazón se enterneció, y te humillaste delante de Jehová, cuando oíste lo que yo he pronunciado contra este lugar y contra sus moradores, que vendrán a ser asolados y malditos, y rasgaste tus vestidos, y lloraste en mi presencia, también yo te he oído, dice Jehová. 
22:20 Por tanto, he aquí yo te recogeré con tus padres, y serás llevado a tu sepulcro en paz, y no verán tus ojos todo el mal que yo traigo sobre este lugar. Y ellos dieron al rey la respuesta. 

23:1 Entonces el rey mandó reunir con él a todos los ancianos de Judá y de Jerusalén. 
23:2 Y subió el rey a la casa de Jehová con todos los varones de Judá, y con todos los moradores de Jerusalén, con los sacerdotes y profetas y con todo el pueblo, desde el más chico hasta el más grande; y leyó, oyéndolo ellos, todas las palabras del libro del pacto que había sido hallado en la casa de Jehová. 
23:3 Y poniéndose el rey en pie junto a la columna, hizo pacto delante de Jehová, de que irían en pos de Jehová, y guardarían sus mandamientos, sus testimonios y sus estatutos, con todo el corazón y con toda el alma, y que cumplirían las palabras del pacto que estaban escritas en aquel libro. Y todo el pueblo confirmó el pacto. 

 

Reformas de Josías 

23:4 Entonces mandó el rey al sumo sacerdote Hilcías, a los sacerdotes de segundo orden, y a los guardianes de la puerta, que sacasen del templo de Jehová todos los utensilios que habían sido hechos para Baal, para Asera y para todo el ejército de los cielos; y los quemó fuera de Jerusalén en el campo del Cedrón, e hizo llevar las cenizas de ellos a Bet-el. 
23:5 Y quitó a los sacerdotes idólatras que habían puesto los reyes de Judá para que quemasen incienso en los lugares altos en las ciudades de Judá, y en los alrededores de Jerusalén; y asimismo a los que quemaban incienso a Baal, al sol y a la luna, y a los signos del zodíaco, y a todo el ejército de los cielos.
23:6 Hizo también sacar la imagen de Asera fuera de la casa de Jehová, fuera de Jerusalén, al valle del Cedrón, y la quemó en el valle del Cedrón, y la convirtió en polvo, y echó el polvo sobre los sepulcros de los hijos del pueblo.
23:7 Además derribó los lugares de prostitución idolátrica que estaban en la casa de Jehová, en los cuales tejían las mujeres tiendas para Asera. 
23:8 E hizo venir todos los sacerdotes de las ciudades de Judá, y profanó los lugares altos donde los sacerdotes quemaban incienso, desde Geba hasta Beerseba; y derribó los altares de las puertas que estaban a la entrada de la puerta de Josué, gobernador de la ciudad, que estaban a la mano izquierda, a la puerta de la ciudad. 
23:9 Pero los sacerdotes de los lugares altos no subían al altar de Jehová en Jerusalén, sino que comían panes sin levadura entre sus hermanos. 
23:10 Asimismo profanó a Tofet, que está en el valle del hijo de Hinom, para que ninguno pasase su hijo o su hija por fuego a Moloc.
23:11 Quitó también los caballos que los reyes de Judá habían dedicado al sol a la entrada del templo de Jehová, junto a la cámara de Natán-melec eunuco, el cual tenía a su cargo los ejidos; y quemó al fuego los carros del sol. 
23:12 Derribó además el rey los altares que estaban sobre la azotea de la sala de Acaz, que los reyes de Judá habían hecho, y los altares que había hecho Manasés en los dos atrios de la casa de Jehová; y de allí corrió y arrojó el polvo al arroyo del Cedrón. 
23:13 Asimismo profanó el rey los lugares altos que estaban delante de Jerusalén, a la mano derecha del monte de la destrucción, los cuales Salomón rey de Israel había edificado a Astoret ídolo abominable de los sidonios, a Quemos ídolo abominable de Moab, y a Milcom ídolo abominable de los hijos de Amón.
23:14 Y quebró las estatuas, y derribó las imágenes de Asera, y llenó el lugar de ellos de huesos de hombres. 
23:15 Igualmente el altar que estaba en Bet-el, y el lugar alto que había hecho Jeroboam hijo de Nabat, el que hizo pecar a Israel; aquel altar y el lugar alto destruyó, y lo quemó, y lo hizo polvo, y puso fuego a la imagen de Asera. 
23:16 Y se volvió Josías, y viendo los sepulcros que estaban allí en el monte, envió y sacó los huesos de los sepulcros, y los quemó sobre el altar para contaminarlo, conforme a la palabra de Jehová que había profetizado el varón de Dios, el cual había anunciado esto.
23:17 Después dijo: ¿Qué monumento es este que veo? Y los de la ciudad le respondieron: Este es el sepulcro del varón de Dios que vino de Judá, y profetizó estas cosas que tú has hecho sobre el altar de Bet-el.
23:18 Y él dijo: Dejadlo; ninguno mueva sus huesos; y así fueron preservados sus huesos, y los huesos del profeta que había venido de Samaria. 
23:19 Y todas las casas de los lugares altos que estaban en las ciudades de Samaria, las cuales habían hecho los reyes de Israel para provocar a ira, las quitó también Josías, e hizo de ellas como había hecho en Bet-el. 
23:20 Mató además sobre los altares a todos los sacerdotes de los lugares altos que allí estaban, y quemó sobre ellos huesos de hombres, y volvió a Jerusalén. 

Josías celebra la pascua 

23:21 Entonces mandó el rey a todo el pueblo, diciendo: Haced la pascua a Jehová vuestro Dios, conforme a lo que está escrito en el libro de este pacto. 
23:22 No había sido hecha tal pascua desde los tiempos en que los jueces gobernaban a Israel, ni en todos los tiempos de los reyes de Israel y de los reyes de Judá. 
23:23 A los dieciocho años del rey Josías fue hecha aquella pascua a Jehová en Jerusalén. 

Persiste la ira de Jehová contra Judá 

23:24 Asimismo barrió Josías a los encantadores, adivinos y terafines, y todas las abominaciones que se veían en la tierra de Judá y en Jerusalén, para cumplir las palabras de la ley que estaban escritas en el libro que el sacerdote Hilcías había hallado en la casa de Jehová. 
23:25 No hubo otro rey antes de él, que se convirtiese a Jehová de todo su corazón, de toda su alma y de todas sus fuerzas, conforme a toda la ley de Moisés; ni después de él nació otro igual. 
23:26 Con todo eso, Jehová no desistió del ardor con que su gran ira se había encendido contra Judá, por todas las provocaciones con que Manasés le había irritado. 
23:27 Y dijo Jehová: También quitaré de mi presencia a Judá, como quité a Israel, y desecharé a esta ciudad que había escogido, a Jerusalén, y a la casa de la cual había yo dicho: Mi nombre estará allí. 

Muerte de Josías 

23:28 Los demás hechos de Josías, y todo lo que hizo, ¿no está todo escrito en el libro de las crónicas de los reyes de Judá? 
23:29 En aquellos días Faraón Necao rey de Egipto subió contra el rey de Asiria al río Eufrates, y salió contra él el rey Josías; pero aquél, así que le vio, lo mató en Meguido. 
23:30 Y sus siervos lo pusieron en un carro, y lo trajeron muerto de Meguido a Jerusalén, y lo sepultaron en su sepulcro. Entonces el pueblo de la tierra tomó a Joacaz hijo de Josías, y lo ungieron y lo pusieron por rey en lugar de su padre. 

Josías llora por el olvido y desconocimiento de su pueblo
Josías llora por el olvido y desconocimiento de su pueblo

LA SANGRE

ESTUDIO BIBLICO: SIGNIFICADO Y PODER DE LA SANGRE

Fecha de edición: 15 Febrero 2010 

EL PODER Y SIGNIFICADO DE LA SANGRE
EL PODER Y SIGNIFICADO DE LA SANGRE

"Sangre.- Del latín sanguis- sanguinis. Termino usado para definir la sangre.

Definición.- Liquido rojo que impulsado por el corazón circula por las venas y las arterias y lleva el oxigeno, elementos nutritivos, defensas y residuos de todas las células del organismo.

La sangre transporta los principales nutrientes desde el aparato digestivo a las células; es conducida a través de todo el cuerpo por las arterias y llevada de nuevo por las venas al corazón, que la envía a los pulmones para su oxigenación. Recibe los materiales procedentes de la digestión y recoge las sustancias de desecho que luego serán eliminadas por los riñones y otros órganos de excreción.

 

Se compone de un liquido plasma y de células móviles, glóbulos que se encuentran suspendidos en el liquido. El plasma contiene:
Agua
Sales minerales
Glucosa y proteínas
Secreciones de las glándulas endocrinas (hormonas) y vitaminas.

Los glóbulos pueden ser:
Rojos o hematíes que recogen oxigeno en los pulmones para alimentar los tejidos y se lleva de éstos anhídrido carbónico que será eliminado en aquellos.
Blancos o leucocitos, que destruyen los microbios y otros cuerpos nocivos por medio de la fagocitosis.
Plaquetas, que participan en la coagulación de la sangre.

De acuerdo a esto, la sangre tiene 4 funciones principales:
Homeostática, mantenimiento de los volúmenes y contenido del liquido de los tejidos.
Respiratoria, Se efectúa gracias a la hemoglobina albergada en los glóbulos rojos o hematíes.
Nutritiva, se realiza por el transporte de sustancias alimentarías (glucosa, aminoácidos, grasas, etc).
Defensiva, estas funciones corren a cargo de determinados leucocitos o glóbulos blancos por sus propiedades fagocíticas ( inmunidad celular ) y por formar anticuerpos ( inmunidad humoral ).
Coagulación a través de las plaquetas.

" Porque la vida de la carne en la sangre esta y Yo os la he dado para hacer expiación sobre el altar por vuestras almas; y la misma sangre hará expiación de la persona."
Levítico 17 :11


Según la ley la muerte es la paga del pecado. Para obtener el perdón era indispensable sacrificar la vida de un sustituto, prefigurando el sacrificio de Jesús.

" Y casi todo es purificado, según la ley, con sangre; y sin derramamiento de sangre no se hace remisión ".
Hebreos 9:22
INTRODUCCION


La sangre es mencionada en la Biblia y actualmente por los cristianos como, redentora, protectora, salvadora, poderosa, limpiadora, etc. Podemos tratar todos y cada uno de los aspectos de la sangre, pero para propósito de nuestro estudio, hoy solamente veremos a manera de introducción la Sangre del Pacto.


La Sangre del pacto.

Desde el huerto del Edén, hasta el huerto del paraíso celestial, la sangre del sacrificio constituye el testimonio permanente de la gracia de Dios. Al igual que el hombre caído fue vestido con las pieles de los animales sacrificados por el mismo Dios. (Génesis 3:21), la sangre del cordero se derramó para revestir con la justicia de Dios a los que acepten recibir esta gracia.

Dios el hacedor de Pactos. (Génesis 1:3-5)
Desde el principio Dios se revela como autor de pactos. Jeremías se refirió a esa actividad de Dios en la creación ( Jeremías 33:20 ), al hablar del pacto con el día y la noche. De esta manera se destaca el carácter inalterable de la naturaleza divina y representa su relación con lo creado como una unión inmutable y solemne bajo el soberano gobierno de Dios.

El primer pacto aparece con Noe. (Génesis 8:20) (Génesis 9)
Antes de Noé el concepto de pacto sólo puede ser inferido en la Biblia. El uso del término pacto aparece por vez primera cuando se relata la relación de Dios con Noé (Génesis 6:18: y 9:9). El pacto se establece mediante su ofrenda de sacrificio después el diluvio. En gratitud por su liberación Noé construyo un altar y ofreció sacrificios de sangre. No hay ningún mandamiento especifico que exija a Noé ofrecer sacrificios de sangre, lo cual claramente sugiere que ya se había establecido un precedente que databa desde Abel hasta las lecciones en le huerto del Edén donde se requirió de un sacrificio de sangre para vestir a Adán y Eva. El sacrificio de Noé agrado a Dios y el respondió ofreciendo un pacto para no volver a destruir la creación mediante un diluvio. Esta es la primera ocasión en la historia bíblica cuando el término pacto se aplica a la relación entre Dios y un individuo, así como a sus descendientes; y que se establece como un pacto de sangre.

Isaac, el resultado del pacto. (Génesis 22:13).
El pacto de amor de Dios le dio un hijo a Abraham y el amor del pacto proveyó un sacrificio sustituto para salvar a ese hijo. Siglos después el amor del pacto haría que Dios entregara su propio Hijo como sacrificio de sangre por los hijos del hombre.

El significado de la circuncisión. (Génesis 17:10).
La circuncisión habla de extirpar la dependencia de la carne y sitúa en Dios toda esperanza de prosperidad futura.

Sin sangre no hay expiación. (Levítico 17:11)
Esta es la declaración mas clara de la necesidad de la sangre en lo que se refiere a las ofrendas de sacrificio: La vida esta en la sangre La vida y la sangre fueron dadas sobre el altar con el propósito especifico de expiar los pecados y reconciliarse con Dios. No hay expiación aparte del derramamiento de sangre o la entrega de la vida. Esta ordenanza se reafirma con el nuevo pacto en Hebreos 9:22. El nuevo pacto en la sangre de Cristo cumplió los requisitos del antiguo pacto de redención La sangre de Cristo supera los sacrificios cruentos del Antiguo Pacto y satisface eternamente los requisitos de un Dios Santo. (Hebreos 9:12)

La importancia de los sacrificios de sangre ( Éxodo 12:13)
El sacrificio era un medio para obtener la liberación, una ofrenda por el pecado, y un acto de consagración.

La sangre algo esencial para estar bien con Dios. ( Génesis 4:1-10)

Nuestro profundo agradecimiento a todos aquellos que toman un tiempo para comentar en el libro de visitas o envian correos. Ustedes son un gran aliento para seguir adelante para la

Gloria y Honra de Nuestro Señor Jesucristo. Amen

Bienvenido al acogedor calor del regazo del Señor
Bienvenido al acogedor calor del regazo del Señor

Share/Bookmark
Click en la imagen
ESTUDIOS Y NOTICIAS

Visita el Blog y comenta

Tu Opinión es muy importante

ERES EL VISITANTE NUMERO:

Recomendación de Hoy:

Testimonio de Yiye Avila cilc en la imagen
Testimonio de Yiye Avila cilc en la imagen

PAGINA EN REVISION CONSTANTE. NUEVAS DESCARGAS, MUSICA, VIDEOS, ETC.

La Web Cristiana

ADMINISTRADOR

Karlsion

Monterrey Nuevo León, México.

 E-mail: nuevo.nacimiento@hotmail.com

Web: www.nuevonacimiento.jimdo.com